viernes, 27 de febrero de 2015

Lección de anatomía... en quilling



El trabajo de Lisa Nilsson es realmente espectacular y digno de admiración. Su obra se basa en la anatomía (de perros, de humanos) para la que utiliza una técnica sólo apta para manos firmes  y habilidosas, y carácter paciente: el Quilling, un proceso que consiste en enrollar pequeñas bobinas de papel para luego, ensamblarlos en obras más grandes. La elección adecuada del tipo y tonalidad de cada papel es esencial para imitar la estructura orgánica; con ello, consigue que cada una de sus obras parezcan,  secciones transversales reales de seres humanos y animales. Impresionante

martes, 24 de febrero de 2015

Las esculturas de Gillie and Marc

 

 
Reconozco que soy una gran admiradora del Furry Fandom, esa subcultura interesada en la ficción de personajes animales antropomórficos. En el arte hay estupendas representaciones. Un ejemplo de ello son los furries, y además matrimonio, Gillie and Marc, unos artistas en cuyas obras quieren reflejar el nexo de unión espiritual entre humanos y animales. Comenzaron con la pintura y el diseño pero hoy son las esculturas las que les mantienen ocupados. Trabajan con gran variedad de materiales (bronce, latón, acero, madera, fibra de vidrio y resina) y, además de canes, también crean sus esculturas con cabezas de gato y conejo.
 

lunes, 16 de febrero de 2015

Desfile solidario en Nueva York





El pasado 12 de febrero se celebró en el Hotel Pennsylvania de Nueva York la XI edición del New York Pet Fashion Show, un divertido y solidario evento que tiene como fin promover la adopción de animales abandonados y recaudar fondos para las diversas protectoras que los ayudan y cuidan. En esta ocasión, el tema sobre el que se desarrollaba el show eran los años 60 y 70, por lo que fue muy fácil ver a perros, gatos, lagartos e, incluso gallinas, ataviados con trajes y accesorios al más puro estilo hippie. Muchos creadores colaboraron con alguno de sus diseños (la diseñadora de joyas Chen Sahar creó para la ocasión dos piezas especiales) que fueron lucidos en la pasarela por canes dispuestos para ser adoptados.

jueves, 12 de febrero de 2015

El más grande










 
Aquí os muestro algunos de los trabajos de Elliot Erwitt, para mí, uno de los mejores fotógrafos que han sabido recoger el tándem formado por dueño y mascota. Trabajó para los más importantes medios de prensa y es miembro de Magnum Photos. Su calidad artística y su gran impacto comunicacional lo han situado en un lugar de privilegio entre los fotógrafos del siglo XX. A lo largo de más de 50 años de trayectoria, Erwitt ha inmortalizado a miles de canes: jóvenes y viejos, domésticos y salvajes, jugando o descansando en una playa, sentados al borde de un río o en un sofá blanco...  "Los perros son como las personas, pero con más pelo", reconoció el propio fotógrafo. La ternura, la humanidad y la alegría es su propósito y se filtran en las cosas más serias. No se aprende a hacer bellas imágenes, para eso se necesita talento, ojo y un gran corazón.

martes, 10 de febrero de 2015

Estilismos capilares







 
Se acabaron los cortes y peinados clásicos para perros. Ahora prima la imaginación en el salón de peluquería y, si nuestro can tiene el pelo largo, mejor que mejor, porque podemos experimentar para hacerle trenzas, coletas, tupé, cardados, flequillos, medias melenas e, incluso llevar de un lado a otro de su cabeza algunos pelillos como hacen esos señores que quieren tapar su ya más que incipiente calvicie. Sólo hay que echarle paciencia (sobre todo, nuestro perro) porque nuestro interés puede dar como resultado estilismos capilares tan divertidos como éstos.

lunes, 2 de febrero de 2015

¡Sit! Y tu perro se sienta... ¿Milagro o posibilidad?


Hace unas semanas os hablaba de los talleres que Ana María Suárez Soto imparte sobre Obediencia Urbana. Pues bien, ahora acaba de abrir el plazo de inscripción para sus próximos talleres (su precio es de 250 euros) que tendrán lugar los días 5, 12, 19 y 26 de marzo; 2, 9, 16, 23 y 30 de abril; y 7, 14 y 21 de mayo en Madrid. En estas jornadas se trabajarán distintos (y a veces peliagudos) puntos: control de impulsos ante personas y comida; rechazo de comida en el suelo (y de extraños); aprender a sentarse y a tumbarse cuando se les indique; caminar sin tirar de la correa; estarse quieto a prueba de bombas; conducta pro-social; utilización y compostura correcta en el transporte público; socialización a lo bestia... Además, todos los ejercicios aprendidos en las clases, se ponen en práctica en las diversas rutas turísticas por Madrid que Ana María ha preparado para que el cursillo sea enriquecedor tanto para los perros como para los dueños. En definitiva, todo lo necesario para que el can se mueva seguro y con soltura en la gran ciudad porque es, también, un urbanita más.
Ya sólo queda apuntarse en obedienciaurbana@gmail.com.