jueves, 28 de julio de 2016

El bastón de los perrillos ciegos



¿Tienes un perro con graves dificultades visuales o que ha perdido totalmente la visión? Da mucha pena cuando se golpean la cabeza contra las paredes o los muebles de casa y te sientes impotente cuando caminan por la calle con tanta inseguridad. Pues bien, parece que ya hay un fabuloso invento que puede facilitarles mucho su vida. Se trata de Halos for Paws, un producto revolucionario que les ayudará a sentirse mucho más cómodos.
Halos for Paws consiste en un suave chaleco que va sujeto al cuerpo mediante una tira de velcro que lleva incorporado un semicírculo de alambre de aluminio recubierto de plástico. Al estar insertado dentro de la prenda, el halo queda estabilizado y robusto. Al tenerla delante de su cabeza, esta pieza metálica les ayuda a caminar con más seguridad ya que evita cualquier choque indeseado. Este halo-chaleco se puede comprar en la web de la empresa y está disponible en varias tallas para que todos los canes ciegos de cualquier tamaño puedan moverse mejor con su original y útil bastón.


martes, 19 de julio de 2016

Podenko. Modo de vida eco... y canino










Podenko es una firma española de la que ya os hablé anteriormente, que empezó haciendo accesorios sostenibles para perros. Comenzaron a vender en mercadillos de alto diseño y en su tienda online y, ahora, acaban de abrir una fabulosa boutique en Madrid. En Podenko, situada en el número 36 de la calle Ferraz, se puede encontrar un sinfín de artículos para perros y gatos con conciencia. "Priorizamos marcas europeas y, a ser posible, que empleen materiales orgánicos, reciclados o sostenibles certificados y sin cuero", comentan María y Pablo, sus artífices. 
Aqui se pueden adquirir los artículos de su propia firma, realizados en algodón cien por cien, y con diseños modernos y refinados, como sus correas, sus colchonetas (la de viaje es ya un hit de la casa) y sus mordedores, perfectos para cachorros destrozones. En cuanto a juguetes, Podenko selecciona todos aquellos que no proceden del plástico "como los que están hechos con caucho natural, que se fabrica en España, o el de cáscara de arroz y bambú". Además, incorporan productos innovadores como los Cuencos Flaska procedentes de Eslovenia, o los nuevos juegos educativos de la diseñadora sueca Nina Ottonson que "tienen distintos niveles de aprendizaje y resultan muy estimulantes tanto para el perro como para el humano porque se toma conciencia de cómo aprende él pero también de cómo enseñas tú". 
Por supuesto, prestan especial atención a la alimentación. "Es fundamental ofrecer distintas opciones: comida húmeda, deshidratada, piensos ecológicos de marcas consolidadas, hipoalergénicos, sin grano... Todos ellos de marcas que abanderan la nueva ola de piensos ecológicos y naturales en Europa. Por ejemplo, hemos introducido en España Puredog, que presenta un pienso extorsionado en frío que a los perros les gusta masticar y les resulta muy atractivo por su mezcla de once hierbas. Y en Madrid también somos los primeros en traer Marengo, una marca de alimentación natural alemana sin aditivos". Hay también productos de higiene, galletas y snacks... y poco a poco se van abriendo al mundo gatuno y, además de tener comida (latas y pienso) con las mismas cualidades orgánicas que la canina, cuentan con una cuidada gama de juguetes, como las  casitas de cartón y los rascadores de la valenciana Nekohomu. Muy pronto incluirán, también, una línea felina realizada chez Podenko.





lunes, 4 de julio de 2016

El Galgo Azul. Dibujos con mucho amor









A Sara no le tiembla el pulso cuando tiene que plasmar en dibujos las aventuras de los miembros peludos de la amplia familia animal de El Galgo Azul. En un abrir y cerrar de ojos sus ilustraciones cubren desde tazas hasta bolsas de tela y, en la mayoría de los casos, con uno o varios galgos como protagonistas. "Queremos crear un pequeño espacio donde ofrecer creaciones que los amantes de los animales puedan disfrutar y sensibilizar de manera simpática al resto de personas sobre el mundo de las mascotas. Además, soñamos con conseguir que los galgos sean vistos como animales de compañía y no como perros de caza o de carreras", asegura Sara que, junto a Marc, constituyen el lado humano del equipo. 
Todo empezó en 2013, cuando Sara se fue a vivir con su pareja. "Yo no quería tener animales pero llegó uno antes que yo. Era un cachorrillo de galgo llamado Iñaki y me conquistó de tal manera que comprendí lo fuerte que es el amor perruno y el amor animal. Unos meses después Iñaki nos dejó convirtiéndose en lo que yo llamo un galgo azul porque ¿Qué color tiene el amor perruno? Para mí es azul intenso", recuerda la ilustradora. El vacío por la marcha de Iñaki pronto se llenó con otros peludos: los galgos Nacho y Peter y los gatos Joaquín y Matisse. "Cuando un perro entra en tu vida lo cambia todo y ese cambio me llevó a crear una marca que contribuyera a mimar el amor azul y a dar a conocer lo maravillosos que son estos animales ¡Como el amor perruno no hay ninguno!", proclama Sara. 
En la tienda de El Galgo Azul se pueden comprar múltiples artículos estampados con las múltiples hazañas de los canes de Sara y Marc. Imanes de nevera, tote bags, tazas, chapas, láminas, fundas para móviles, teteras, tazas... incluso ilustraciones-retrato personalizables. "¡Me gustan todos! -asegura Sara-. He ido diseñando y producido productos según han ido surgiendo en mi cabeza y los próximos lanzamientos, quiero hacerlo en pequeñas colecciones. Si tengo que elegir uno, creo que sería la bolsa de tela del galgo con pajarita porque así siento que me acompaña alguno a los sitios a los que no pueden venir conmigo".  
Aunque hay aún poca cosa (solo collares y pajaritas) para animales, pronto la línea se verá ampliada. "Es inevitable imaginar camas con telas ilustradas, comederos, ropa, juguetes... De momento, todo está en mi cabeza y, en cuanto pueda, los haré realidad", asegura la ilustradora. Aunque, lo que resultaría todo un sueño, sería ver recopilados en un libro las aventuras de todos sus Galgos Azules. Tengo uno en proyecto que me gustaría editar en un futuro no muy lejano -finaliza Sara-. Pero de momento... ¡Top secret!".